“La opción era TurboLimpiezas”

    “La opción era TurboLimpiezas”

    Así nos dijo Juan, un cliente de Aravaca, tras limpiar su chalet nuevo.

     

    Antes de que TurboLimpiezas entrara en acción, ya había pasado otra empresa por el inmueble a intentar hacer lo que el cliente esperaba.

     

     

    Se trata de una limpieza por finalización de obra, en la que, tras limpiar otra empresa, todavía quedaba polvo, así como restos de pintura y de yeso.

     

    Tras terminar nuestro trabajo, Juan y su familia esperaban en la puerta, y tal fue el resultado que decidieron entrar sin zapatos, para no dejar huellas en su primera visita a su nueva casa.

     

    j3ron1m0W0l1n4